Antes de conocerme - Saray García

12/13/2015



Decidida, impulsiva y coqueta, Lucía está en un momento en el que más bien se siente apática e insegura. Una cita absurda será el desencadenante para que aparezca de nuevo la soñadora a la que le apasionan los retos, y él supondrá un gran reto. De la mano de su incondicional Adriana y la dulce Vanesa, se embarcará en una pelea por encontrar el amor sin perderse a sí misma. Pero el destino se encargará de recordarle que no se puede subestimar el poder de la atracción, y que cualquier casualidad puede ser en realidad la señal que siempre ha estado esperando.

"Antes de conocerme" es una novela con excelentes críticas y a la que llegué por la buena calificación que tenía en Amazon. Sin embargo, esta es una reseña de las difíciles...
Así que voy me voy a explayar más en mis sensaciones personales, porque tengo opiniones encontradas sobre este libro.

Mis sensaciones

Cuando comencé a leer el libro, sentí esa gula que experimento cuando un libro es una DROGA.
Así fue que devoré casi la mitad del libro sin pausa, hasta que llegó la decepción.
Luego, con paciencia y poniendo mucho de mi, volví a entusiasmarme poco a poco, y al final, cuando más o menos ya estaba otra vez enganchada, el desenlace aparece de una manera lánguida e inconclusa.

Hasta acá, mis sensaciones más generales y gráficas, que podrían ser copiadas y pegadas al final de la reseña, cuando suelo brindar un resumen a quienes siguen mis columnas.
Pero quizás puedo explicar un poco mejor lo que me hizo "ruido" en esta historia, contándoles cómo está escrita y cómo son los personajes.

El discurso

Saray García, se presenta con "Antes de conocerme", su primera novela y en ella encontré un discurso que intenta seguir el estilo de Elísabet Benavent en "La Saga Valeria".
Durante los primeros tramos de la historia, me gustó y consideré que estaba construyendo un buen camino, pero avanzando en la lectura aparecieron algunas cuestiones que no me convencieron.

Esta novela tiene dos momentos en la historia.
Lucía siempre es la protagonista y es la que marca el pulso de la trama. Al igual que Valeria (la protagonista creada por Benavent), es una mujer joven que está en un momento clave de su vida, donde debe lidiar con sus crisis, debe aprender y debe decidir. 

El primer momento de la historia, apasiona y nos mantiene expectantes. 
Alejandro es un personaje que aparece en la vida de Lucía, llevando a la protagonista a transitar una historia con todos los componentes del romanticismo. Tensión, seducción, ansiedad, romance y misterio.

La autora construye un personaje masculino que enamora y atrae, lo lleva a lo alto y nos hace desearlo, amarlo y querer conocerlo por completo.
Pero luego, de un golpe, Saray García comienza a destrozar la idealización que ella misma creó con una pluma más que aceptable.

En la segunda parte de la historia, Lucía comienza a transitar esa destrucción del personaje antes idealizado y como lectora me sentí estafada.
Más allá de que lo planteado por la autora es común en la vida real y que intenta explicarlo con buenas justificaciones, hay un desequilibrio tangible entre el personaje que nos presentó y el que abruptamente aparece en la historia.
En esta parte, la vida amorosa de Lucía da un giro rotundo y durante unos cuantos capítulos me sentí perdida. No sabía ya que desear para la protagonista. No podía despedirme de mis sentimientos por Alejandro y comencé una puja emocional que terminó frustrándome.

Atención: ¡Esto puede ser considerado SPOILER!
En este tramo de la historia, aparece otro protagonista masculino y la autora comienza a ponerlo en primer plano, convirtiéndolo en el centro de atención de Lucía.
Su nombre es Jorge y yo no lo quería en la historia. Pero cuando todo comenzó a girar sobre él y la protagonista, entendí que la trama ya no pertenecía a Alejandro.
Termine acostumbrándome y aceptando que Saray García había decidido despedir de la historia a mi querido Alejandro.
Así fue que Jorge ganó la pulseada y ante tanta insistencia comencé a encontrarle cosas buenas, porque a medida que los capítulos fueron transcurriendo, apareció una nueva novela, OTRA y diferente historia de amor.
Fin del spoiler necesario... ;(

Honestamente no me convenció la propuesta. Hubiera preferido que la autora escribiera dos libros, con sus historias de amor correspondientes, aunque entiendo que el planteo es verosímil. Uno cambia, todo el tiempo y muchísimas veces cree estar enamorado, cuando en realidad el amor está en otro lado.
Lo entiendo, pero al menos yo necesito más tiempo para dejar una historia y comenzar otra. También el cambio rotundo en el personaje de Alejandro, me sorprendió por demás y no pude encontrarle justificación o verosimilitud a esa decisión autoral.

Más del discurso...

Además de no haberme sentido a gusto con los giros de la trama, hubieron otras cuestiones que me desalentaron.
Lucía también tiene a sus amigas, como Valeria, que la acompañan en todo el relato. Ninguna termino de impresionarme y por momentos, aburría leer las escenas entre amigas, que terminaban repitiéndose un poco.
Por último, les diré que en casi toda la novela, quien narra los sucesos es Lucía, que en primera persona se encarga de no dejarnos duda alguna de lo que le pasa. Pero también, cada tanto, aparecen capítulos narrados por los hombres de su vida.

Los personajes

Son muchos los personajes que aparecen en esta novela y algo que me aburrió es que todos los hombres son de infarto. Hay en todo el relato una exaltación de la belleza "modelo" y termina siendo una descripción de algún catálogo de Calvin Klein.
Como dije antes, las amigas de Lucía tienen mucho protagonismo y varios personajes secundarios terminan apoyando el discurso de la autora. En lo personal, me terminaron agotando un poco.
Alejandro me conquistó desde el primer momento, pero su personaje termina mutando hasta convertirse en una versión mustia sin sentido.
(Imperdonable...)
Luego tenemos a Jorge que es una versión de James Dean con corazón temeroso y si bien me resistí mucho a este personaje, debo decir que tiene un poder de seducción magnético.
En él recae todo el erotismo de la novela y logra sostener bastante bien su personaje.
Y Lucía... ¡Lucía hace lo que puede! En cada tramo de la historia podemos encontrar un poco de nosotras mismas, porque ella es un compilado de todos nuestros miedos, deseos y frustraciones.
También podemos no entenderla, o admirar sus arranques de coraje, pero la que no este libre de haber sido una mujer de emociones múltiples, que tire la primera piedra.

En resumen...

Elegí este libro porque tenía muy buenas reseñas en Amazon y aunque pareciera, con mi reseña, que el libro es un pelotazo, les diré que hubieron momentos donde no pude soltarlo.
La propuesta de la autora no me gustó, la entendí pero hubiera preferido otra cosa. Sentí que Saray García tenía dos historias en su cabeza  y decidió usarlas a ambas en su libro debut. Aunque sus decisiones pueden tener otra explicación... (¡seguramente!)
Como punto positivo debo decir que las escenas eróticas están muy bien logradas, las tensiones sexuales entre los personajes son intensas y el deseo está siempre presente.
El planteo de los amores que parecen tener todo para fluir y sin embargo no fluyen, también resulta atrayente durante la lectura y el discurso disparatado y fresco, por momentos resulta muy ameno.
Esta historia tiene muchos huecos, para mi gusto. Por momentos encanta, por momentos aburre, por momentos calienta y en otros agota.
Pero lo que más me chocó es la obvia inspiración en la saga Valeria. Más que un homenaje, diría yo.
Y aunque creo que hay una falta de equilibrio en la trama, no me arrepiento de haberlo leído.
No lo recomendaría pero tampoco diría que no debe ser leído, porque hay momentos del libro que disfruté mucho.
Lo malísimo, es el final. Un desenlace sin conclusión que me frustró hasta enterarme que la autora promete continuación.
El libro no avisa que la historia sigue, de hecho lo leí porque pensé que era auto-conclusivo y sinceramente, creo que fue un gran error.
No encuentro en esta historia material para comenzar un libro más, pero quizás, sirve para que la autora ajuste su pluma un poco más.

Tal vez te guste

8 comentarios

  1. Jeje!! Lo leeré... pero estará en la lista de espera.... hay muuuuuuchos que esperan antes.... y parece que éste libro... puede esperar. GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Peline!
      jajajajajaj puede esperar, puede usarse para cortar con algo intenso... puede todo!
      Besos enormes!

      Eliminar
  2. Veo que es un libro que está bien, pero sin pasarse
    de momento no me llama, tengo muchos pendientes
    un beesito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Neus! Adelante con todos los pendientes! !!!
      BESOS

      Eliminar
  3. hola hermosa!!!
    gracias por la advertencia definitivamente pasare del libro ya estoy cansadita de esas historias inconclusas, que pasa con las autoras que no escriben ya libros unicos???....besos y abrazos desde NICARAGUA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cris
      es verdad. Cansan. A veces la historia amerita continuación pero otras, es un recurso pésimamente usado.
      Besos!!!!

      Eliminar
  4. Gab.....Mmmm.... No me copo nada... me pareció largo sin decir nada, que además haya otra parte... No me parece. Su inspiración por Betacoqueta me parece que es bastante más que una inspiración...
    Beso Vic.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vic!
      Si, claramente lo de inspiración es una ironía. "Afanosamente inspirado".
      Le iba a poner 2 estrellas pero no encontré la imagen que uso siempre. .. y me puse buena para no hacer otro gráfico.
      Pero a medida q pasan loa dias, menos me gusta. Lástima, el principio de la historia me gustó!
      Besos reina!

      Eliminar

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook