Maldad latente - Sandra Brown

7/24/2016

La doctora Emory Charbonneau desaparece en un sendero montañoso de Carolina de Norte. Su marido, Jeff, denuncia el hecho, pero para entonces el rastro de Emory ya se ha borrado. Mientras la policía sospecha que Jeff se ha procurado un divorcio instantáneo, Emory ha sufrido una inexplicable herida en la cabeza y, cuando recobra el conocimiento, descubre que es prisionera de un hombre con un pasado violento que se niega a decirle su nombre.
Emory decide que debe escapar de él, asumiendo todos los riesgos necesarios aunque su vida corra peligro. Sin embargo, de forma inesperada, ambos se ven envueltos en un peligroso encontronazo con personas que tienen un código de justicia propio.

Una novela increíblemente absorbente sobre el amor, la traición y las elecciones que debemos hacer para sobrevivir.


Es la primera vez que reseño a esta autora y me la habían recomendado muchísimo. Por eso cuando me puse a buscar algún libro con cual conocerla, me encontré con una cantidad enorme de títulos y todos con buenas criticas.
Al final me decidí por el último que se publicó en español: Maldad latente.

Mis sensaciones

En general, este libro me resultó adictivo. Súper entretenido y con mucho ritmo.
Y nada me entusiasma más que descubrir a un autor a través de una historia que no puedo soltar.
Es Sandra Brown quien se lleva todos los aplausos por este libro, ya que su pluma supera la historia y los personajes, porque más allá de tener una narrativa exquisita, su talento para generar climas hace que lo que en otro autor hubiera sido un disparate, aquí sea una trepidante aventura.

El discurso

La historia comienza con un prólogo breve que no llega a situarnos en el tiempo pero que capta toda nuestra atención.
A partir de ahí, Sandra Brown nos conduce por un relato dónde nada es lo que parece. La información con la que contamos es confusa o inexistente y nos obliga a intentar unir las piezas de un rompecabezas junto a la protagonista.

Emory Charbonneau despierta en la cabaña de un desconocido. Asustada y confundida, descubre que ha sufrido una conmoción cerebral y no recuerda qué fue lo que le sucedió.
Su último recuerdo la sitúa en la montaña, entrenándose para correr una de las tantas maratones en las que participa.
El desconocido se niega a darle información y le advierte que no podrán dejar la cabaña hasta que pase el temporal. Sin medios de comunicación y sin modo de salir de allí, Emory se encuentra atrapada junto a un extraño en quien deberá confiar, aunque él no es capaz ni siquiera de decirle cuál es su nombre.

El hecho de que la protagonista esté tan desorientada como el lector, es el factor clave para mantenernos cautivas durante la lectura. Cada capítulo es un desafío, una continua  búsqueda de pistas que nos aclaren lo que está sucediendo y quién es el ermitaño hombre que ayudó a Emory.

Otra característica del discurso que tejió Brown para esta novela, es la gran cantidad de personajes que intervienen en la historia y los saltos de escenarios que quiebran el relato.
Es así que mientras estamos en una cabaña con la protagonista sintiéndose prisionera de un hombre que dice estar ayudándola, la autora da un giro abrupto para situarnos en la ciudad donde un detective intenta seguir los pasos de un hombre misterioso con el que desde hace años está obsesionado.
Al mismo tiempo, el esposo de Emory y sus amigos, irrumpen en el relato brindándonos otro enfoque de la trama con sus propios climas y misterios.

Maldad latente, es un libro con una estructura sublime, donde distintos escenarios e historias se integran para formar parte de un discurso imposible de abandonar. 

De un modo muy orgánico, Sandra Brown nos brinda todos los ángulos de una historia. Para algunos Emory ha desaparecido. Para ella, el misterio se concentra en el hombre que la rescató y para él, ella está en peligro.
Mientras tanto, el lector está espectante, atando cabos y acompañando el relato con una carga de suspenso adictiva.

Para ser honesta, diré que hacia el final del libro, el misterio central, termina resultando absurdo.
Todas las preguntas que nos hicimos y las suposiciones, encuentran una respuesta inverosímil, casi ridícula, pero la aventura fue tan entretenida que continuamos la lectura el poco tramo que nos falta, porque la autora volverá a sorprendernos y dejarnos con la boca abierta.
Ni siquiera la inverosimilitud del misterio que nos mantuvo en vilo todo el libro, opaca esta historia que brilla por el suspenso, la tensión y el misterio.

El tema

La trama de esta historia se concentra en el misterio propiamente dicho. Por un lado, no sabemos qué es lo que le sucedió a Emory y por otro lado, desconocemos al hombre que dice estar ayudándola.
Rapidamente, descubrimos que él esconde un secreto y la autora nos permite suponer, que en el pasado cometió un hecho atroz que difícilmente puede ser disculpado.
También aparecen temas secundarios, que más que estar en segundo plano, enmarcan la historia central.
El marido de Emory, sus socios en la clínica, la montaña y sus habitantes, el detective de ciudad, los policías del pueblo... todo se concentra para darle forma a un relato que brilla por su estructura y narrativa.

Los personajes

Los protagonistas absolutos son Emory y el hombre desconocido que la rescató.
En esta oportundiad, no puedo decirles ni siquiera su nombre, pero justamente ese es el atractivo de nuestro personaje. Hay que descubrirlo.
durante toda la lectura necesitamos con desesperación saber más de él. Cuál es su secreto, quién es y qué sabe sobre lo que le sucedió a Emory.
Poco a poco, iremos encontrando respuestas aunque lo poderoso de este personaje es que nos conquista desde el principio sin que necesitemos saber todo lo que se niega a contar.

"ÉL" seduce desde su conducta. Serio, de pocas palabras pero contundentes y con un temperamento que denota contundencia.
Es un personaje que derrocha virilidad y seguridad y aunque por momentos asusta su aspecto temerario, su personalidad nos invita a confiar.

Emory es una protagonista encantadora. Fuerte, segura y creíble. La autora construyó un personaje femenino que logra equilibrar su inteligencia con su sensibilidad, su valentía con sus temores y su corazón con la razón.
Es una mujer fuerte, que se esfuerza para alcanzar sus metas y es lo suficientemente segura como para no jactarse de ello.
Ella no se rinde y eso es algo que despierta la admiración de nuestro personaje misterioso.

Los personajes secundarios están bien diseñados, un poco estereotipados pero posibilitando así, la rápida identificación que requiere el relato para sus breves intervenciones.

El romance

«Maldad latente»  tiene como protagonista al suspenso por lo que el costado romántico del género no llega a tener un gran desarrollo.
Como suele ocurrir en estos casos, la química entre los protagonistas estalla rápidamente y aunque le quita verosimilitud al relato, es un recurso necesario.
En este caso, la pasión entre el hombre misterioso y Emory es contundente. Se desata entre ellos una pasión ciega, literalmente, que no puede contenerse.
Emory se lanza a los brazos de un desconocido, consciente de que no hay futuro alguno entre ellos. Sin remordimientos de conciencia por su esposo ni por lo cuestionable de su accionar, decide dar rienda suelta a su deseo más primario y gozar sin limites.

Las escenas eróticas son de buen gusto y se fusionan con el resto del discurso sin desentonar en momento alguno. Creo que es la clave para que el lector pueda hacer un guiño cómplice a la propuesta de la autora e ignorar lo absurdo que resulta vivir una historia de pasión en situaciones tan críticas como las que experimenta la protagonista.

En resumen

Me encantó esta historia y es el pasaporte a otras lecturas que lleven la firma de Sandra Brown.
Por momentos me recordó a Linda Howard y aunque un sólo libro no es suficiente para compararlas, al menos es un buen punto de partida.
«Maldad latente» es una original propuesta dentro del género. Trepitante, adictivo y entretenido. Con un discurso impecable y un gran diseño de los climas y giros argumentales.
Me sorprendió positivamente lo sólido del discurso. Tiene todos los condimentos, equilibrados con justa precisión y asegurando al lector una sorpresa detrás de otra.
Lo único que me desanimó, fue el misterioso conflicto de nuestro protagonista "anónimo", pero como dije antes, cuando todo es tan bueno, ciertas cosas se disculpan.
Porque al final, lo importante es la sensación que el libro dejó y en esta oportunidad, el entretenimiento fue sumamente placentero.

Tal vez te guste

18 comentarios

  1. Gab!
    Me encanto este libro. Leí 2 más de S. Brown después de este y todos buenos! Excelente la reseña! Beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola Gaby!
    Como me alegro de que hayas conocido por fin a Sandra Brown. Es una de mis autoras favoritas.
    Yo ya he leído varios libros suyos y este también, lo acabé hace dias y, como todo lo que leo de Sandra Brown, me gustó mucho.
    Yo la conocí con "Imagen en el espejo" y te lo recomiendo mucho. También "El sabor del escándalo" está genial, una historia quizás un poco dura en algún momento pero que seguro te va a gustar mucho mucho.
    Hace poco consegui a través de Amazon otro de sus libros "Testigo", que aún no lo he leído (pero pronto caerá jaja).
    Espero que te atrapen más historias de esta autora y que la vuelvas a reseñar pronto.
    Tu reseña como siempre me ha encantado, explicas muy bien lo que yo también sentí al leerlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gema!
      Justamente empecé leyendo "Testigo" pero a último momento lo cambié por este. jajajjajajaa
      Me encantó esta autora así que tomo nota de los dos tíulos que mencionaste.
      Besotes, guapa!

      Eliminar
  3. Genial esta escritora lo termino de leer y me encantó! !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te gustó, María Alejandra!
      Beso enorme!!!!

      Eliminar
  4. holis,, muy buena la reseña, he oido muy buenas criticas de este libro, la autora la desconocia, espero darle una oportunidad pronto...
    posdata: esta bonita la nw imagen del blog..Te recomiendo la nueva novela de Megan maxweell: eldia que el cielo se caiga. Esta novela te muestra que los verdaderos amigos son capaces de todo por uno, incluso pueden prometer no llorar para no hacernos sufrir. Los amigos como Alba y Nacho son de aquellos que están ahí, siempre, que cumplen sus promesas, que mantienen la lealtad y que son capaces de todo por cumplir nuestros deseos, por muy difíciles que estos sean. Son capaces de lanzarse al vacío por ti, aunque le tengan miedo a las alturas, o de recrear una calle argentina para que bailes un tango tradicional sin importar que estés al otro lado del mundo.
    Esta novela es una oda al amor con toda la palabra, pero no al amor de pareja, sino al amor auténtico, el de amistad, al amor de lealtad, a ese amor cargado de pureza, de transparencia, a ese amor perfecto donde no existen defectos, donde la vida propia pasa a un segundo plano para anteponer la de otros como prioridad, y es que “el amor es amor cuando se siente de corazón”. Es una novela para leer en compañía de una caja de Kleneex.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cris
      Gracias Cris, espero que sea más funcional.
      Beso enorme!

      Eliminar
  5. Hola guapa!
    De momento no he leído este libro pero ya lo tengo en el ebook, así que no tardaré en caer en sus redes. A Sandra Brown ya la conozco de otras historias y siempre me han gustado, sobretodo Odio en el paraíso. Brown combina perfectamente la parte de misterio y thriller con la romántica así que siempre hace un buen mix de 2 de mis temas de lectura favoritos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Basileia
      espero que te atrape pronto porque es muy entretenido!
      Estoy ansiosa por leer más de esta autora.
      Beso enorme!

      Eliminar
  6. Me encantó el libro!!! Realmente mantuvo el suspenso y las sorpresas hasta el último momento! Gracias por la sugerencia. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alejandra!
      Me alegra muchísimo saber que te gustó!
      Beso enorme!!!!

      Eliminar
  7. Hola Gaby! felicitaciones por la nueva cara del blog, ha quedado muy muy bien!
    He visto muchas veces viajeras de transporte publico, como yo, con libros de esta escritora y nunca me había llamado la atención.
    Tu reseña me ha picado porque este es mi genero favorito...así que pronto la leo y luego te cuento.
    Beso grande.
    Kary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Karina!
      Muchas gracias! Espero que sea más cómodo para ustedes!
      Para mi fue un gran descubrimiento, sé que pronto leeré otro libro de ella.
      Beso enorme!

      Eliminar
  8. Hola Gaby!!!! Yo tb leí varios libros de Sandra Brown y como me gustó mucho me compré varios más que me están esperando en la bilblioteca. Te recomiendo "Una imagen en el espejo" (excelente) La entrevista. La exclusiva . Con todo cariño . Tessie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tessie
      tomo nota de tu recomendación ya que me encantó el estilo de la autora.
      Besote enorme!

      Eliminar
  9. Hola!!!
    Este libro me atrapó de principio a fin, fue adictivo. La autora consigue mantenerte en suspense durante muchas páginas, como dices es cierto que tiene algo semejante a Linda Howard.
    Le pongo una pega al libro como tú: el misterio que acompaña al hombre misterioso, jajaja.
    Yo con esta autora debuté hace algún tiempo con "Sedas de Francia" libro 100 % recomendado, eso si, prepárate para leer un libro donde aun no existen teléfonos móviles y si no recuerdo mal la comunicación era por fax.
    También me leí "Cortina de humo" buen suspense hasta el final donde sospechas de todos!
    Anímate a leerte algo más de ella.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi querida!
      Tomo nota de tus recomendaciones para mi próxima semana de suspenso.
      Si vos lo decís, yo te creo. jajajajajaa
      Beso enorme!

      Eliminar

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook