Tetralogía: Dulces mentiras, Amargas Verdades

8/10/2016




El director de una prestigiosa firma de abogados y exitoso fiscal del distrito de Manhattan Samuel Garnett, vive sin restricciones, experimentado, aventurero, apasionado e intenso. No le gustan los compromisos y se verá envuelto en una explosión de sentimientos, cuando conozca accidentalmente a la enigmática diseñadora Rachell Winstead. Lo que no sospecha es que ella traerá consigo al hombre que odia y por el cual está dispuesto a conocer el lado ilícito de la ley. Rachell es inteligente, segura de sí misma, con una belleza extraordinaria, la cual utiliza para manipular a los hombres, obtener beneficios y mantener a flote su sueño, ambiciona darse a conocer internacionalmente. También tiene sus propios demonios, no confía en el género masculino, en sus planes el amor no tiene cabida, para ella no es más que un sentimiento que esclaviza.

Samuel y Rachell se verán atrapados en un vórtice, de orgullo, odio y amor ¿Podrán vencer los demonios? ¿Aprenderán a confiar? ¿Cuáles son los secretos que los atormentan?

«Dulces mentiras, Amargas verdades» es una tetralogía que además cuenta con un RELATO EXTRA que nos narra cómo siguieron los personajes luego del final.

Hace tres años leí el primer libro, en una versión original que me había gustado mucho pero que necesitaba una corrección más profesional.
Por ese tiempo, parecía que sólo continuaría con otro libro pero al final la historia se extendió a cuatro publicaciones que si bien son muy extensas, hacen del relato una lectura apasionante.

Desde el 2013 fueron muchas las lectoras que me pidieron las reseñas de los otros que me faltaban leer para completar esta historia, pero nunca encontraba el tiempo para hacerlo.
Me resultaba una tarea pesada porque si bien el primer libro me había gustado, para cuando salió REVELACIONES, la segunda parte, ya había olvidado gran parte de la historia.

Los libros que continúan su relato, me gusta leerlos uno detrás de otro. Prefiero esperar, si mi curiosidad y ansiedad lo permiten, justamente porque con el tiempo se pierde el clima que la autora sembró en la primera entrega.

«Dulces mentiras, amargas verdades» fue un libro extenso, con mucha información para engullir y también para recordar o tener presente en la siguiente entrega. También fue un libro con muchos personajes y con un gran abanico de temas o ejes argumentales.

Cuando hice mi reseña, una de las satisfacciones más grandes fue encontrar en el primer comentario, la firma de la autora.
Lily Perozo con una humildad que sólo posee quien ama lo que hace y un respeto ENORME por mi trabajo, respondió a la reseña que le hice.
Comparto con ustedes la captura de su comentario porque es un ejemplo maravilloso, que justifica la revisión que hice de mi reseña original.



En ese comentario, Lily refleja su vocación por la pluma y el respeto que tiene por quienes escriben y los que leen historias.
Allí, ella explica que mi reseña fue sobre la primera edición de un libro que se estaba re-editando y que próximamente se publicaría con muchas correcciones. 

Pero luego de mi primera experiencia decidí que no iba a leer esta historia hasta que TODOS los libros estuvieran publicados, y cuando eso sucedió, poco recordaba del primer libro.
Había perdido el clima, me había alejado de la historia y lo más importante de todo: no tenía tiempo.

Diariamente recibo mails de autoras pidiendo que reseñe sus libros y antes lo hacía, agradecida por el voto de confianza. Pero cuando la demanda me superó, entendí que mi tiempo es tan valioso como el de quien escribió una novela.
Para reseñar hay que leer y para llevar el blog adelante hay organizar también qué cosas reseñar. Entonces, para mi, releer un libro es quitarle tiempo a otra lectura. Si además, es un libro extenso como el primero de esta serie, resulta complicado.

Pero sentía que estaba en deuda con Lily Perozo y esta semana pausé todas mis lecturas para volver a encontrarme con Samuel y Rachel.

Le debía a Lily una segunda lectura de «Dulces mentiras, amargas verdades» y es por eso, que por primera vez, modifiqué una reseña agregándole notas sobre la segunda lectura.

La autora corrigió mucho de lo que a mi me había resultado flojo en su primera publicación y al ver la mejoría, necesité corregirme. Muchos pudieron haberse quedado con aquella primera impresión y realmente vale la pena leer la edición corregida. ¡Pasen y vean la reseña acá!

La tetralogía

La única razón que justifica que una historia sea presentada en varias entregas es la ORGANIZACIÓN DEL DISCURSO.
Así como una de mis críticas en la primera versión de «Dulces mentiras, Amargas verdades» fue que había mucha información, en otras series es desesperante ver como una historia pequeña es estirada hasta terminar burlándose del lector.
En este caso, Lily Perozo supo distribuir el discurso de manera impecable. Fueron cuatro los libros necesarios para que la historia de Samuel y Rachel alcanzara los climas precisos y el ritmo apropiado para que el lector lea con ganas y sin cansarse de la historia.

Como crítica, el segundo libro me resultó un relleno que podría haberse omitido. Perfectamente podría haberse fundido entre el primer y segundo libro.
Pero es algo que suele ocurrir en las trilogías, o series más extensas.

Porque a veces, tanto el lector como el autor, necesitan un recreo. Un tramo más relajado que nos prepara para el desarrollo de una continuación que más intensa y profunda.

Suele suceder casi siempre en el segundo, como un nudo. Un puente que nos cruza desde la introducción hasta el desenlace.
Y esto sucede en la estructura de la tetralogía "Dulces mentiras, Amargas verdades".



«Dulces mentiras, amargas verdades» es una historia interesante por donde se la mire.
La trama romántica está planteada desde un lugar muy actual y con una sensualidad que escapa de los lugares comunes y de la cursilería.
El contenido erótico de la historia es potente y está muy presente. Demasiado para mi gusto.
Lo diré así: en este cuento tienen tanto sexo que sólo con leerlo termino con dolor de piernas.
Pero además del romance, hay una historia de venganza y justicia que es IMPRESIONANTE. Me mantuvo atrapada hasta el final y más de una vez quise que dejaran de coger (follar) para que se ocupen de desenredar el lado de la historia que me atrapó con suspenso y me conmovió con dolor.
Esta historia es diferente. Novedosa, provocativa y movilizadora. ¡IMPERDIBLE!

El primer libro, nos introduce a la historia. Nos presenta personajes que acompañaremos intensamente durante cuatro libros y nos deja esperando que la historia avance.
El segundo libro, no es una revelación como su nombre lo indica, pero es un regalo. Es una oportunidad para ver a Samuel y Rachel disfrutando de su relación. Conociéndose y encontrándose.
Es un libro que aporta las bases para que luego, este amor sea real y fuerte. Es un libro que brinda los motivos para que sean lo que serán en las siguientes entregas.
El tercer libro, es el que contiene las revelaciones que el segundo prometió. Es un libro que se lee con el corazón en tensión. Con dolor y empatía. Con comprensión.
El final llega en el cuarto libro y no diré nada. Sólo que Lily Perozo también escribió un relato para mantenernos al tanto de cómo andan los personajes que tanto acompañamos durante estos libros.

Las reseñas

El primer libro, como les dije, lo reseñé en el 2013 pero por primera vez, decidí agregarle las notas con mis sensaciones luego de haber leído la versión corregida por la autora. Les recomiendo que la vuelvan a leer. ¡Es necesario!

En los próximos días iré agregando todas las reseñas, pero mientras tanto, ya saben, puede ver qué opino de "Dulces mentiras, amargas verdades" luego de leerlo por segunda vez.

Los libros:


  • 01- Dulces mentiras amargas verdades - VER RESEÑA
  • 02- Revelaciones
  • 03- Decisiones
  • 04 - É por amor


0 comentarios

▼ Archivo del blog

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook