Igual te echo de menos que de más - Olga Salar

1/22/2017


Cuando Olimpia se da de bruces con su pasado, presiente que sus problemas no han hecho más que empezar. Allí estaba él, mirándola fijamente con sus ojos negros, sin previo aviso y más atractivo todavía de lo que recordaba. Y Olimpia que creía que lo había superado...

Como ella es una optometrista de lo más profesional, está dispuesta a probarse todas y cada una de las lentes correctoras que ha ido acumulando a lo largo de los años: las de los “sueños rotos”, las de la “venganza”, las de la “solitaria estabilidad” y las de “la ilusión”. Pero no se decide a probar esas que llevan por marca “Dale Otra Oportunidad”.

Menos mal que en esta montaña rusa que es la vida estará acompañada por sus estupendos jefes, Gerardo y Arturo, parientes de “su pasado”, su inseparable amiga Lola, quien sufre el ataque de las malditas hormonas, y su hermano Nico, un Dj enemigo de la pena que está deseando poner ritmo a la banda sonora de su futuro.

En Igual te echo de menos que de más palparás lo vivo que permanece el pasado en ese lugar que llamamos “recuerdo”, y cómo somos capaces de distorsionar su reflejo con el transcurso de los daños y la colaboración imprescindible de un corazón recompuesto con celo de color rosa.

Cada vez que leía un tweet de Olga Salar promocionando una de sus novelas, me lo apuntaba o directamente lo guardaba en mi Kindle para leerlo en algún momento. Hasta que el otro día me cansé de "agendarme" futuras lecturas y directamente me dediqué a descubrir una de sus historias.
Elegí "Igual te echo de menos que de más" porque fue la primera que apareció en mi e-reader, pero son varios los libros que tengo de esta autora.
Lo que no imaginé es que iba a disfrutar tanto de las horas que pasé conociendo la historia de Olimpia y Martín. 
¡Historia linda, linda!

Mis sensaciones

"Igual te echo de menos que de más" es una novela que me dio todo lo que necesitaba en la semana que la leí.
Venía cargando una mochila pesadiiiiiiiiiiiiísima en el plano laboral y cuando volvía a casa (una hora y media de viaje que siempre aniquilo leyendo) no tenía cabeza para concentrarme en ninguna lectura.
Pero a las pocas páginas de haber comenzado esta historia, comencé a relajarme, a disfrutar, a reírme y sin darme cuenta ya estaba empapada de satisfacción.
Y ya con eso gané. ¡Gracias Olga!

El discurso

Lo que más me gustó de esta lectura es la pluma sencilla y amena de la autora.
Desde el principio la historia se plantea con claridad y la propuesta es disfrutar de un relato que no intenta ser pretencioso.
Al final, uno se sorprende al entretenerse y gozar de una historia que no abre sus hilos hasta generar un enredo innecesario y el conflicto de los protagonistas se convierte en una dulce historia romántica.
Así, Olga Salar nos brinda un relato fresco, dinámico y efectivo, que llena nuestra lectura de sonrisas y emociones tiernas.

Este libro es un cachetazo para todos aquellos que se pierden entre trilogías, pentalogías y conflictos traídos de los pelos. Bueno, lindo y conciso, pero adictivo como cualquier otra buena historia porque lo importante son las emociones que despierta el excelente discurso construido por la autora.

Los personajes

Me encantaron. La pareja protagonista se equilibra a la perfección. La autora los describe con lo justo y necesario como para que lo más destacado de cada uno se imprima en la historia con contundencia. No tenemos que suponer ni necesitamos más información de la que la Olga Salar nos brinda.
Olimpia es lo que se ve y lo que intenta disimular. Divertida, inteligente, orgullosa y temperamental, pero también es una mujer que asume sus imperfecciones logrando que nos riamos con ella de cada torpeza y nos llenemos de ternura con sus vulnerabilidades.
Martín es seductor, seguro y tan irresistible como irritante pero será lo que no sabemos de él lo que nos terminará conquistando.
Sin embargo, para Olimpia él es terreno conocido. Fue el hombre que le rompió el corazón y el que volvió para reconquistarla.

El tema

Martín vuelve a la vida de Olimpia con la misión de recuperarla pero tendrá que demostrar lo mucho que ha cambiado para que ella pueda bajar la guardia ante el único hombre que le rompió el corazón.
"Igual te echo de menos que de más" tiene todo el romance y la ternura del primer amor, las heridas de la primera desilusión y la magia de esos amores que a pesar de todo, nacieron para nunca morir.
Suspiros, risas y emociones conocidas se reúnen en esta comedia romántica para brindarnos un entretenimiento efectivo. Verán que tengo razón. ¡Se disfruta!

En resumen

Adoré esta historia por lo bien que me hizo sentir durante la lectura. Es breve, ágil y divertida pero también tiene tanta dulzura que cada capítulo nos encadena al siguiente.
Ideal para hacer un corte entre una lectura más intensa y otra, para ponerle sol al día o para relajar un poco la mente.
El primer amor, la decepción y el reencuentro son los ejes desde donde Olimpia y Martín nos contarán sus emociones rodeados de personajes secundarios que le aportan mucho color a una historia que a la que se le toma cariño inmediatamente.
Disfruten!


4 comentarios

  1. Hola!
    Creo recordar que no he leído nada de la autora aunque si he escuchado muy buena critica de sus libros. Por lo que dices es una historia ágil y fresca, es muy del estilo de lo que me gusta y que digas que la pluma de la autora es sencilla es un punto más a su favor. Así que ahora mismo lo dejaré pasar porque tengo poco tiempo y demasiadas lecturas pendientes pero lo tendré en cuenta para el futuro. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Seguro que te va a encantar. Es de las cosas que son... ¡lindas!
      besos!

      Eliminar
  2. hola lo busque en una libreria de cordoba y ni la conocian donde lo puedo encontrar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Franco
      Seguramente no está en papel acá en Argentina.
      Yo lo conseguí en edición digital.
      Besos!

      Eliminar

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook