La pareja perfecta - Kristan Higgins

3/27/2017


La perfección es la característica principal de Honor Holland: limpia, precisa y organizada como la que más. Y, claro está, su pareja también lo es. Pero, la vida va como va y don Perfecto se ha prometido con su mejor amiga. Sin embargo, ella se niega a aceptarlo y confía en ponerse a punto, quitarse el polvo y salir de nuevo a escena… O por lo menos quiere intentarlo, porque quedar con alguien en Manningsport, Nueva York, es algo más fácil de decir que de hacer.
El encantador y atractivo profesor británico, Tom Barlow, solo busca lo mejor para su hijastro de adopción, Charlie, pero su visado está a punto de caducar. O soluciona el asunto del visado o se tendrá que ir de los Estados Unidos, dejando atrás a Charlie.
Honor, de manera impulsiva, decide ayudar a Tom proponiéndole un matrimonio de conveniencia —para que así, de paso, su ex se ponga celoso—. Sin embargo, hacer juegos malabares con un novio, evitar a su ex mejor amiga y trabajar en el viñedo familiar no resulta fácil. Y cuando empiecen a saltar chispas entre Honor y Tom… ¿acaso algo tan perfecto no debería llamarse amor?

Me acabo de enterar que este libro es parte de una serie... ¡Si, a mi me pasan esas cosas!
Pero como verán, no es necesario leer el libro anterior para disfrutarlo.
Entonces, "La pareja perfecta" es el segundo libro de la serie "Blue Heron" pero es una historia independiente, con su principio y su final. (Ahora quiero leer el primero porque TOC-TOC)

Mis sensaciones

Me gustó mucho esta lectura y por ser lo primero que leo de Higgins es muy alentador.
Creo que en la biblioteca no sólo hay que tener de todo, sino que es NECESARIO.
Estuve leyendo un material (que no es para el blog) y fueron días de lectura pesada, que requería mucha concentración y al final me dejaba tensa.
Por eso, cuando comencé con "LA PAREJA PERFECTA" sentí mucho placer. Pude relajarme, distraerme y entretenerme. Y eso, en medio de una agitada semana laboral... ¡Vale oro!

El discurso

Lo que más me gustó del modo en que la autora cuenta su historia, es el toque justo de cada ingrediente.
Tiene un poco de romance, muchos toques de humor pero bien distribuidos, un poco de sensualidad y un poco de sentimentalismo. Todo en una dosis amigable que le termina dando al libro una buena estructura.
La historia es fresca y aunque otras autoras la hubieran relatado en dos tonos más de drama o de erostismo, Kristan Higgins decidió llevarlo por un camino más liviano y realista.

El punto fuerte para mi, fue el sentido del humor que dominó el relato, junto con personajes secundarios muy pintorescos. (La hermana ninfómana me mató)


—¿Levi? ¿Algo que añadir? Soy tu cuñada. Ayúdame. Como hombre, ¿te fijarías en mí?
—Eres la hermana de mi esposa.
—Antes de que te casaras con ella, idiota.
Él arqueó una ceja.
—Mira, la verdad… Estás un poco…
—Cuidado —le advirtió Faith—. Tendré que matarte si hieres sus sentimientos. ¿Tienes seguro de vida? Si voy a quedarme viuda, prefiero ser rica.

También me gustó que en vez de erotismo hubiese tensión sexual latiendo durante todo el curso de la historia. Higgins rinde tributo al deseo, a la conquista, a la frustración y en cada uno de esos momentos, cada lectora encuentra un punto de anclaje donde la empatía aparece.

Los personajes

Me resultaron tan humanos y cercanos que fue imposible no amarlos. Creo que a casi todos les encontré un clon de la vida real...
Cada uno tiene su marca personal, sus imperfecciones, su gracia... y ahora entiendo que sea una serie. ¡Ahora entiendo! (Estoy a dos segundos de googlear quien protagonizó el primer libro)
Con pocas palabras, la autora logra imprimirnos emociones hacia los personajes. Por ejemplo, en este libro, la suegra de Tom causa un rechazo inmediato y sin embargo, Higgins no necesitó describirla mucho o construir exageradamente el personaje.
Cada uno de los personajes tienen un carisma que traspasa las páginas y le dan al relato una verosimilitud extraordinaria.
Todo esto, está construido con mucha sutileza y eso es lo que más me gustó.

Los protagonistas también están muy bien, pero nada me voló la cabeza. Es el conjunto lo que se destaca por sobre las individualidades.
Creo, en realidad, que el gran protagonista es el realismo. Casi todo lo que sucede en este libro tiene un tono cotidiano que le da un encanto especial.
Honor es la chica perfecta. Siempre hizo todo bien en la vida. Nunca causó problemas y su prolijidad es una marca de nacimiento.
Cuando cumple 35 años, comenzó a replantearse su vida y a plantearse la maternidad como una meta.
Pero llevaba años en una relación sin compromiso y cuando quiso plantear la idea de un futuro más sólido, se llevó una desilusión.
Se sintió traicionada, humillada y tristemente sola. Hasta acá podríamos tener a una víctima como protagonista, pero Honor se rie hasta de sus dolores. Le aporta a cada tropiezo una cuota de humor tan sincera y fresca que resulta encantador.
Honor es de las que intentan, las que buscan y a veces no encuentran, pero siguen adelante buscando otros caminos para llegar a su objetivo.
Y justo en ese momento aparece en su vida Tom Barlow, un inglés que necesitaba desesperadamente la Visa para residir en Estados Unidos
El personaje de Tom me impactó por su originalidad. Lo destaco entre todos los protagonistas que leí porque en cada escena me sorprendió y me resultó misterioso hasta el final.
Es un anti-galán que enamora a todas por igual. No tiene la palabra más dulce, ni los gestos más rimbombantes pero es un hombre de palabra con una virilidad de esas que no se pueden esquivar.

En resumen

La trama no es original (pero me encantan los matrimonios por conveniencia!!!) y la propuesta de por sí hace que el final sea bastante obvio.
Por eso me sorprendió encontrarme algunos giros que no esperaba en esta historia.
Para mi, está dentro de la categoría "Viaje relajado". No es una historia que va a quedar en el recuerdo, no tiene gran impacto ni nos va a dejar pensando. Sin embargo, es de esas valiosas historias que nos llenan horas muertas, nos despejan la mente y nos hacen sonreír mientras pasamos las páginas.
Tiene dulzura y emoción. Tiene mucho humor y fundamentalmente, tiene un rezo tácito para que el amor llegue, se acomode, se viva y se duerma tranquilo a nuestro lado.

Ah! Ya me fije. El primer libro de la serie se llama "Entre viñedos" y lo protagoniza Faith, la hermana de Honor (Que está citada en el fragmento que publiqué)


Tal vez te guste

3 comentarios

  1. Hola Gaby!
    Para mi esta serie es un claro ejemplo de como se puede escribir romántica, ser original dentro de las tramas trilladas y añadir ese toque de humor que te alegra totalmente la lectura (si lees el primero, hay una escena entre la hermana ninfómana y Levi haciendo alusión a 50 sombras... que no podía parar de reír). Para mí el mejor el tercero, fue con el que más me reí de todos ellos.
    Últimamente cuando encontraba humor en la romántica era porque la protagonista era patosa, es decir, se escribía para "vamos a reírnos de ella". Y vale, una escena o dos está bien... pero yo prefiero reírme con ella (creo que no estoy explicando bien el concepto jajajaa). Me cargan mucho esas protagonistas que siempre tienen escenas ridículas, patosas, que las tratan como inútiles para provocar la carcajada del lector. Pues a mi esto no me va, prefiero mil veces el humor que utiliza Higgins. Leer esta saga ha sido muy divertido y lo he disfrutado muchísimo.
    Besos!

    ResponderEliminar

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook