La química - Stephenie Meyer

4/03/2017


Antes trabajaba para el gobierno de Estados Unidos, aunque casi nadie lo sabía. Como experta en su campo, era uno de los secretos más oscuros de una agencia tan clandestina que ni siquiera tiene nombre. Hasta que la consideraron un lastre, y fueron a por ella sin avisar.
Ahora rara vez se queda en el mismo lugar o utiliza el mismo nombre durante mucho tiempo. Ya han matado a la única persona en quien confiaba, pero sabe algo que sigue suponiendo una amenaza. La quieren muerta, y pronto.
Cuando su antiguo jefe le ofrece una salida, comprende que será su única oportunidad de borrar la enorme diana que lleva dibujada en la espalda. Pero eso implica aceptar un último encargo. Y, para su horror, la información que consigue vuelve aún más peligrosa la situación.
Decidida a afrontar el desafío cara a cara, empieza a prepararse para la peor pelea de su vida, mientras se da cuenta de que se está enamorando de un hombre que solo puede complicar sus posibilidades de supervivencia. Ahora que sus opciones menguan a marchas forzadas, deberá aplicar su especial talento de formas en las que nunca antes habría soñado.

Mis sensaciones

Nunca había leído nada escrito por Stephenie Meyer, aunque conocí su obra "Crepúsculo" por haber visto las películas.
Muchas me recomendaron leer esa saga pero como no me atrae la ciencia ficción, siempre me cuesta mucho darle una oportunidad al género.
Lo bueno de que el tiempo acomode las cosas es que Meyer escribió un libro para adultos y para narrar la historia eligió como género el thriller ¡Y ese si es un género que me gusta!
Así encontré la oportunidad perfecta para conocer a esta autora y aunque "La Química" tiene algunas cosas más asombrosas que verosímiles, transité la lectura comiéndome las uñas y pasando páginas como loca.

El discurso

Cuando reseño a una autora que es tan conocida por muchas de ustedes, siento que voy a comenzar a narrarles un montón de sensaciones que surgieron de la lectura y que para ustedes son obviedades. Pero fue mi primera vez, así que permítanme todo el asombro que el descubrimiento generó.
El discurso de Meyer es TREPIDANTE.  No hay tiempos muertos en esta historia y eso mantiene al lector leyendo con una ansiedad que se parece a la gula.

Desde que cambié de trabajo, tengo muy pocas horas para leer y aprovecho al máximo mis viajes (colectivo, subte y tren! Si, viajo mucho...) para avanzar en la lectura. Pero lo que hace mucho no me pasaba es casi pasarme de parada por estar atrapada entre las páginas. Por suerte logré bajar en la estación correspondiente pero al margen, cuando eso sucede por culpa de un libro, para mi es la gloria.

"La Química" es un libro muy cinematográfico, y estoy segura que pronto tendremos el anuncio de su estreno en la pantalla grande. (Yo tengo mi actriz y todo!)
Quizás el estilo de Meyer sea siempre así, al menos con su famosa saga ya sucedió, pero no pienso leer "Crepúsculo" para comprobarlo.
Cuando menciono que un libro es cinematrográfico, no me refiero a que la historia sea lo suficientemente atrayente como para llenar butacas. No es sólo eso.
Recuerdo que con "Secreto bien guardado" de Viviana Rivero, sentí lo mismo. Son historias que uno las va leyendo acompañándolas con imágenes que no dejan de aparecer durante el relato. Se activan todos los sentidos y uno termina envuelto en un relato que traspasa la acción de leer.
Eso se debe a una pluma autoral con un gran poder descriptivo y una selección de recursos que nos permiten viajar a un escenario más visual.

En cuanto al género, Meyer logró dotar esta historia de misterio y tensión con un estilo muy original. Si bien, algunas cosas me resultaron poco creíbles, la ficción nos permite negociar con el autor los límites del realismo y en este caso, compré la propuesta de principio a fin.

Las primeras páginas son un poco desalentadoras. La autora no nos brinda mucha información sobre los hechos que pusieron a la protagonista en el lugar desde donde se nos la presenta, pero poco a poco, Meyer nos brinda todo lo que necesitamos saber para conocer a "la química".
Luego la historia va creciendo y no sabemos dónde puede terminar, por lo que dejar el libro a un costado ya no es una opción.
A los pocos capítulos, esta novela nos garantiza una acción tras otra, con muchos giros argumentales y un desenlace imposible de predecir.


Los personajes

Amé a todos los personajes de esta historia. Los vi, los sentí y los creí. Lo que más admiré de esta autora, fue sin dudas, la perfección con la que construyó a cada uno de ellos.
La heroína de esta historia es la doctora Juliana Fortis ("la química").
Antes trabajaba para una organización secreta del gobierno y desde que ellos intentaron asesinarla para garantizar su silencio, lleva huyendo y escondiéndose sin descanso.
Obsesionada con esta persecución, Juliana modificó su vida a niveles extremos. Vive desde hace cuatro años sumida en una paranoia que la lleva a rodearse de trampas mortales, dormir en una bañera con máscara anti gas en al cara y diseñando accesorios letales como anillos envenenados y pendientes explosivos. Su nombre cambia constantemente y en los primeros capítulos somos testigos de ello, hasta que Daniel llega a su vida y su identidad se consolida como "Alex" hasta el fin del discurso.
La autora logra describir muy bien el personaje de Alex. Su desgaste físico y emocional, su soledad, su desconfianza y su instinto de supervivencia. Pero lo que mejor describe Meyer es el proceso al que Alex se somete desde que la trama central de la historia se desata.

A Alex la vuelve a contactar la misma organización que intentó matarla y en esa reunión le hacen una propuesta que no puede rechazar. Debe detener a Daniel Beach, quien causará un desastre químico que acabará con la vida de miles de inocentes. Si lo atrapa y logra hacerlo confesar, ellos dejarán de perseguirla y podrá recuperar su vida.
Si bien Alex no cree que la última promesa será cumplida y sospecha que detrás de la propuesta hay una trampa, no puede ignorar la cantidad de inocentes que posiblemente estén en peligro y entonces decirle darle caza a Daniel por su cuenta.

Así aparece Daniel Beach en escena. Un hombre al que quiero acariciarle sus rulos con desesperación (Y ahí está ese poder descriptivo de Meyer en acción).
El personaje de Daniel me conmovió. Me encantó y me resultó exquisitamente diferente a todos los personajes que los libros me regalaron.
Me encantaría contarles todas las sensaciones que me surgieron conociendo a este personaje pero creo que dañaría la experiencia que esta lectura les promete. (Quizás en los comentarios podemos explayarnos más)
Lo que si puedo decir es que es un contrapunto brillante de la protagonista y su sinceridad es asombrosa. Es un hombre que muestra sus cartas y se encoje de hombros cuando alguien decide burlarse de ellas. Y me encantó. (MUCHO!!! Ay, me muero por describirlo todo!!!)

Otro personaje delicioso es Kevin. El antagónico de Daniel por excelencia pero que también fue descripto por Meyer de un modo tan perfecto que uno siente que lo tiene enfrente.
Su personaje le brinda color a esta historia desde una construcción que tiene mucho de exageración pero que se funde en una historia que hace posible a este personaje.
(Tampoco puedo decir mucho más...¡Es un trhiller!)

De lo que si voy a hablar es de... ¡Los perros!
Me volví loca. Dejaba el libro y miraba a mi perro cuestionándole su falta de SUPER INTELIGENCIA.
Amo a Dante, pero si mi vida dependiera de él... no sé. No sé!
El caso es que en esta historia hay un grupo de perros entrenados para proteger a su "objetivo" y no hablo de ladridos a modo de alerta, no. Hablo de perros con una inteligencia fascinante que logran poner en marcha un plan de evacuación brillante (es mi escena preferida del libro!!!)
Einstein, Lola (te quiero Lola) y Khan son los tres que se destacan y se robaron cada una de las escenas que protagonizaron.
Independientemente de lo mucho que me gustó, es un acierto de la autora en donde se destaca su originalidad. (Ya verán!)

En resumen

"La Química" es un thriller moderno, con un estilo muy personal y un ritmo que garantiza el entretenimiento.
Con un discurso muy bien construido y un notable trabajo de investigación (porque hay todo un argumento basado en la ciencia química), Stephenie Meyer logra equilibrar la acción con el suspenso y la emoción.
Lo mejor del libro es el desarrollo de los personajes, los cambios que experimentan durante el curso de la historia y lo bien que la autora logra mostrarnoslo.
A mi me gustó muchísimo. Me dio todo lo que necesito para no dejar de leer. Tensión, misterio, suspenso y romance, Si bien no es un libro romántico, el amor flota en el aire y las emociones están siempre pulsando el ritmo de la trama.
No es un libro memorable ni tiene gran impacto, pero es un trabajo bien construido donde su autora logra brindarnos una propuesta que entretiene de principio a fin.
Buen debut con esta autora para mi. ¿Ustedes lo leyeron?





Tal vez te guste

5 comentarios

  1. Gaby, ya tenía tiempo que no me pasaba por acá, la rutina cotidiana te moldea y te aleja...Tengo meses sin leer. Pero me dio grata sorpresa tu reseña y por ella le voy a dar una oportunidad a esta autora que no me agrada para nada...Leí algo de ella, y con ese algo, se quedó ahí. Llegué a pensar que si existiera una isla para desterrar gente, ella sería candidata oficio y se iría con todo y sus libro. Pero de nuevo me agrado tu reseña y voy a empezar este año (estamos abril) con el. Suerte. ;)

    ResponderEliminar
  2. Olvidemos crepúsculo, "The Host" es hermoso, ojalá le des una oportunidad. Justo vi este libro en la librería el fin de semana y tu reseña me vino bien, es bastante salado y quería ver primero si valía la pena. Voy por él sin dudas ;)

    ResponderEliminar
  3. lo voy a leer!! buenísima la reseña Gab!

    ResponderEliminar
  4. Lo leí y me gustó un montón comparto todas y cada una de tus opiniones

    ResponderEliminar

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook